Descubre el secreto del Billete de 500

Uno de los billetes de mayor denominación y tamaño en Europa, dejará de producirse a partir del año 2018.

El Banco Central Europeo tomó esta decisión porque prevé implementar la utilización de dos billetes de menor denominación. De todas maneras, aclararon que la vigencia de éstos  no caducará sino que simplemente se detendrá la impresión.

Gracias a esta información, el curioso pero cómico apodo que recibían se comenzó a escuchar cada vez más seguido. En la cultura popular comenzaron a llamarlos los “Bin Laden”, porque a pesar de ser los de mayor tamaño muy rara vez un individuo los puede ver y más ahora que habrá cada vez menos en circulación.

Una de las preocupaciones principales que impulsaron esta decisión fue el temor de que un papel impreso con tan alto valor pudiese facilitar las negociaciones efectuadas para enriquecimiento ilícito. En tanto que causaba asombro el hecho de que en el año de puesta en marcha, un 13,6% del total de la divisa europea estaba representada en Billete de 500 euros.

Para los años posteriores la impresión de esta nómina generó un aumento en el porcentaje tal que hasta marzo del año 2016 alcanzaron casi el 30 % del total en circulación.

Rafael Sanz Lobato, homenaje a un grande

Si eres fanático de la fotografía, tenemos una mala noticia para darte, el famoso fotógrafo sevillano Rafael Sanz Lobato ha fallecido a los 82 años en su casa de Madrid.

Sanz Lobato es famoso por retratar las calles y campos de España de manera descarnada, mostrando las miserias y desventuras de algunas personalidad pintorescas. Así, en el año 2011 fue premiado por los expertos por “su pericia para mostrar la transformación del mundo rural”. 

Famoso por sus polémicos retratos en blanco y negro, el sevillano también ganó la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. No hay punto medio con su obra. O la amas o la odias. La fría mirada con la que muestra los estragos de la guerra no tienen comparación, y hay diversas exposiciones de sus obras en casi todos los museos españoles.

Lobato nunca estudió fotografía, sino que aprendió él mismo el oficio, luego de que le regalaran una en su juventud. De familia de ferroviarios, no tocó una cámara hasta bien entrados los 22 años. 

Su cuerpo será transladado al crematorio de La paz, en Alcobendas.